13 jun

EL TEATRO DE LOS AÑOS CUARENTA


El teatro de la posguerra española sufre una serie de limitaciones debido a Diversos condicionamientos. Los comerciales, por el predominio de locales privados cuyos empresarios tienen en cuenta Los gustos burgueses. Los ideológicos, Debido a la censura, especialmente en los primeros años o los condicionamientos estéticos, con una ausencia casi Total de renovación, ya que los renovadores han fallecido o se han exiliado. Por Tanto, el teatro de la década de los cuarenta es un teatro comercial que sigue La línea del teatro anterior en el que podemos observar las siguientes Tendencias:

La comedia burguesa.
Es un teatro que Persigue la «pieza bien hecha», ambientada en interiores lujosos, hay una Ausencia de profundidad en las ideas y planteamientos y una dosificación de la Intención crítica. Se trata de las comedias de “salón” o los dramas de “tesis”

Jacinto Benavente,  estreno obras hasta 1954, fecha De su fallecimiento, los autores más destacados fueron José María Pemán, Joaquín Calvo Sotelo…

El teatro cómico.
Es un teatro evasivo Que busca la diversión de los espectadores con temas triviales, escenas Costumbristas y sucesos más o menosinverosímiles. Los dos autores más destacados fueron Enrique Jardiel Poncela y Miguel Mihura.

Enrique Jardiel Poncela (1901-1952), su teatro se distingue por las situaciones Disparatadas e inverosímiles que lo acercan, en ocasiones, al teatro del Absurdo. Algunas de las obras representadas antes de la guerra son Usted tiene ojos de mujer fatal (1933), Tras la guerra escribe Eloísa está debajo De un almendro (1940).

Miguel Mihura (1905-1979) se movíó desde niño en el ambiente teatral por la profesión De su padre, lo que, por supuesto habría de influir en su propia trayectoria Dramática. En 1941 fundó La Codorniz,célebre

revista de humor Que dirigíó hasta Comenzó su trayectoria dramática con Tres sombreros de copa, obra escrita en 1932 pero se estreno en 1952. Esta obra no fue comprendida y Mihura se vio obligado a escribir un Teatro más comercial, a pesar de lo cual no abandonó su tema esencial: el Enfrentamiento entre los convencionalismos sociales y el individuo. Mihura Afirmó más tarde, sin embargo, que todo su teatro responde a una misma línea: “la de ocultar mi pesimismo, mi melancolía, mi desencanto por todo bajo un Disfraz burlesco”, y es cierto que, lo que constituye la base de su concepción De la vida está en su teatro; el choque entre individuo y sociedad, motivo Radical de un descontento ante un mundo deconvenciones.Otras Obras importantes son Melocotón en almíbar (1958), Maribel y la extraña familia (1959) o Ninette y un señor de Murcia (1964).

EL Realismo SOCIAL DE LOS AÑOS CINCUENTA En 1955 se produjo una  evolución teatral española con la obra de Buero. Nueva etapa orienta hacia el teatro social (o de “protesta” o de “denuncia”)

Aunque siguen Interesando al público las comedias burguesas y humorísticas, las zarzuelas.. Aparecen Algunas variaciones y aparece un nuevo público (juvenil y universitario, sobre Todo). Además la censura se relaja levemente y tolera algunos enfoques Críticos.

Frente Al teatro comercial se crea el teatro social. Cuyos temas principales son muy concretos: la burocracia deshumanizada y La esclavitud del trabajador. Lo común es el tema de la injusticia social y de La alienación. Y la actitud del autor ante ello será de testimonio o de Protesta, con las limitaciones propias delmomento.

En Cuanto a la estética y la técnica, Tales obras se inscriben en el Realismo.Y tanto por su temática, como por su Actitud, estos autores representan el intento de crear un teatro comprometido Con la realidadespañola.

Los principales Autores en esta década son Antonio Buero Vallejo y Alfonso Sastre, pero tras Ellos surgieron otros como José María Rodríguez Méndez (Los inocentes de la Moncloa); Lauro Olmo (La camisa)

BueroVallejo.(1916-2000). Estudió Bellas Artes En Madrid, se dedicó al teatro y luchó en el ejército republicano durante la Guerra. Es ante todo un trágico. Para él la tragedia supone una mirada lívida Sobre el hombre y el mundo, pero no una mirada pesimista. Buero Vallejo muestra El inconformismo ante el mundo y la sociedad y en sus obras se defiende la Dignidad del hombre basada en una concepción humanista entendida como defensa De los valores humanos básicos como la libertad, la justicia, la verdad…

En su teatro se Muestra el conflicto entre la necesidad y la libertad Por ello, enfoca sus Obras en un doble plano; un plano existencial, con la meditación sobre el Sentido de la vida y la condición humana; y un plano social, político, con la Denuncia de injusticias de  las Estructuras de la sociedad .

En algunas obras Emplea técnicas de inmersión como en En La ardiente oscuridad, los personajes son ciegos y la sala permanece casi a Oscuras, Su trayectoria podríamos resumirla en las siguientes etapas:

Deja un comentario