20 mar

EVO HISTÓ/


El ciclo dem: de la antigue al s.Xix/ Lademografía de España en esta época carece de censos de población modernos y fiables, que se esbozarían a finales del Siglo XVIII y se afianzarían a mediados del Siglo XIX./ se identifica con el denominado ciclo demográfico antiguo o preindustrial, caracterizado por la alta mortalidad y alta natalidad que permitieron un débil crecimiento con fluctuaciones recurrentes, incluyendo verdaderas crisis demográficas debidas a episodios de mortalidad catastrófica. Se trata de una población distribuida de forma desigual./La alta mortalidad era ocasionada por desgracias como lluvias torrenciales y heladas catastróficas que impedían la cosecha, enfermedades como la peste negra (1348) con una alta letalidad en la población, plagas provenientes del Extremo Oriente./En la Alta Edad Media la población  comenzaba a mostrar signos de recuperación. Sin embargo, cuando finaliza el Siglo XV desciende de nuevo por debajo de los 5 mill de personas, cifra un 20% más baja que la dada como probable durante la época de esplendor del Imperio Romano./Para el análisis de los siglos posteriores se cuenta con una información oficializada por el INE (2013), lo que nos permite elaborar un estudio más preciso de la evolución de la población. De acuerdo a estos datos, el incremento medio anual se encontraba por debajo del 1%º desde finales del Siglo XVI hasta mediados del XVIII, lo cual nos confirma que el desarrollo poblacional es muy precario./En el periodo que va desde 1768-1787 el incremento anual es del 6.29%º, debido al conjunto de mejoras administrativas de Carlos III, empeñado a modernizar la sociedad y en la distribución más equilibrada de los recursos económicos./La década siguiente cae bajo el desgobierno de Carlos IV, contrapunto de su padre. La población aumenta en 13.134 individuos por año, lo que representa solo un 1.26%º. Por lo cual, se da un estancamiento de la población causado por múltiples factores: fiebres, inflación, guerra con Francia e Inglaterra, epidemias de paludismo, hambrunas y desconfianzas en el futuro. /Hasta mediados del Siglo XIX el incremento anual medio es del 7.7%º, con dos periodos claramente contrastados: primeramente lo logros demográficos mejoran levemente y después se disparan porque el país se organiza, redistribuye la propiedad agraria y da los primeros pasos hacia la industrialización. Sin embargo, su impulso demográfico está muy por debajo del europeo occidental que ya se ha adentrado en la segunda fase. /Desde el punto de vista social, la 2º mitad del Siglo XIX aun presenta otras graves anomalías como son el elevado número de defunciones, las pestes y otras formas de mortalidad catastrófica. Que el volumen de fallecimientos es anómalo nos lo confirma el hecho de que alcance un 29%º al iniciarse el Siglo XX frente a un 18%º de media en Europa. A punto de finalizarse el siglo, España sufríó la viruela 1885. Además, enfermedades por falta de higiene, tuberculosis. No obstante, la tasa elevada de natalidad 34%º compensaba la alta tasa de mortalidad 28.8%º./ La transi demo (1900-1977)/
El paso transición del ciclo demográfico antiguo al moderno tiene las mismas carácterísticas que en Europa pero con retraso. Su duración es menor pero tiene mayor intensidad. Desde 1858 hasta 1898 la natalidad y la mortalidad todavía fluctúan, y no se considera que se inicie la transición demográfica porque son muy altos. / Desde 1900 hasta 1936 hay un Crecimiento Natural alto debido al control de la mortalidad infantil y de la mortalidad ordinaria, y al mantenimiento alto de la natalidad debido a la bonanza económica. /Aún así existen dos periodos de crisis que son la gripe de 1918 y la Guerra Civil (1936-39). /Desde 1936 hasta 1950 se reduce el Crecimiento Natural por una baja natalidad ocasionada por la inestabilidad política de la Segunda República (1931-36), la Guerra Civil (1936-39) y la posguerra y autarquía hasta 1950, y a un descenso progresivo de la mortalidad, a excepción de las muertes en la citada guerra. / Desde 1950 hasta 1975 se produce el mayor Crecimiento Natural por un descenso de la mortalidad debido a los avances médicos y sanitarios, el aumento del nivel de vida , la recuperación de la Natalidad (baby boom) /A partir de 1978 y hasta la actualidad se ha ido reduciendo el Crecimiento Natural casi hasta rozar el crecimiento 0, hablaríamos del ciclo demográfico moderno. /El ciclo dem moderno desde 1977 hasta la actu/La carácterística fundamental de este periodo es la caída espectacular del Crecimiento Natural. Cae tanto la Natalidad como la Fecundidad (1,07 hijos/mujer), debido a múltiples factores: -Mala situación eco tras la crisis de 1973-Un cambio de mentalidad religiosa, difusión de anticonceptivos, despenalización del aborto -Incorporación de la mujer al mundo laboral, dificultad de compatibilizar la maternidad con el trabajo -Preponderancia de las relaciones de pareja sobre las reproductoras y cuidado de los hijos y distintos tipos de familia -El aumento del nivel de vida y del nivel cultural./ Por lo que, la valoración de los hijos ha cambiado, ya no son un seguro para la vejez de los padres, sino una carga económica. // Resumiendo: 1.El crecimiento de la población española es menor año tras año por el descenso constante de las tasas de natalidad, que pasa del 18.05%º en 1977 al 10.03%º en 2001. 2.La mortalidad alcanza su nivel más bajo (7.77%º) en el bienio 1980-81, se mantiene en torno al 8%º hasta 1988, año en que inicia un leve incremento continuado, y todo indica que va a seguir aumentando porque se nutre de una población cada vez más envejecida. 3.Un crecimiento vegetativo tan escaso significa que el nivel de fecundidad no alcanza como para disponer de generaciones futuras suficientes. Si el umbral de reemplazo es de 2.1hijos por mujer en edad fértil, el nuestro se sitúa en 1.07 en 1999, cifra cercana al crecimiento cero y a un paso de meter la marcha atrás en el proceso demográfico, si no lo remedia la inmigración, como ya lo está haciendo en los últimos años.

LAS MIGRACIONES INTERIORES /FUENTES PARA SU ANÁLISIS:
1Son cada vez más numerosas y presentan un mayor rigor, sobre todo a partir del uso de los sistemas informáticos. 2 Las fuentes a recurrir: censos de población, estudios estadísticos (anuarios estadísticos, migraciones y migraciones por quinquenios), los padrones municipales y la encuesta sociodemográfica. 3Cobra cada vez más importancia conocer el motivo de la migración//IMPORTANCIA DE LAS MIGRACIONES INTERIORES/Hasta la Revolución industrial las sociedades rurales consiguen un equilibrio precario que se sustenta en una fuerte natalidad y en una mortalidad levemente inferior. La ruptura del secular equilibrio, por el fuerte descanso de la segunda, origina una intensa corriente migratoria desde el campo hacia los nuevos centros fabriles radicados en las ciudades, fenómeno que en España se retrasa algo más de un siglo con respecto a Europa occidental./No obstante, las migraciones exteriores fueron más numerosas que la interiores. Sin embargo, no se deben olvidar pues provoco el vaciado de muchas poblaciones rurales, sobre todo del interior de la Meseta de la península <éxodo rural=””>. Además, de la sobre población en muchas de las grandes ciudades que no estaban preparadas para tanto flujo migratorio a ella.éxodo> /EL ÉXODO RURAL DESDE 1960 HASTA 1970/A partir de 1960 el éxodo rural se intensifica hacia las grandes ciudades atraído por el desarrollo económicos del país, si bien se concentra en los nuevos Polos de Desarrollo industrial como Álava, A  Coruña, Sevilla o Valladolid. En este periodo cambian de residencia 3.7 millones de personas, lo que presenta una media anual de 371.972, cifra que habría que incrementar en un 10% correspondiente a los menos de 10 años, no contabilizados por las estadísticas patronales. /Los grandes focos de mayor atracción son Cataluña, Madrid, Valencia y País Vasco. La mayor parte de la emigración 60% tiene carácter interprovincial o de largo recorrido, frente a un 40% de los movimientos en el interior de las propias provincias./L
A EMIGRACIÓN ENTRE 1971 Y 2000/Durante las casi 3 décadas que van desde 1971 a 2000 se desplazan 15.5 millones de personas, una cifra anual por encima de las 500mil. Pero ahora las circunstancias son otras con respecto al decenio precedente: por ua parte ya no va a ser el campo el que en mayor medida expulse a su gente sino las pequeñas y medianas ciudades y, por otra, la crisis económica obliga a buscar refugio entre las actividades terciarias ya que las industriales se tambalean./PERIODO 1971-1975: CONTINÚA LA EMIGRACIÓN RURAL Se trata de movimientos masivos desde las áreas rurales hacia las urbanas donde se concentran las ofertas industriales. Las regiones que acaparan estos flujos positivos forman una Y, cuyos dos ejes, el mediterráneo (Cataluña y Comunidad Valencia) y el transversal del Ebro (País Vasco, Navarra, La Rioja y Zaragoza). Los saldos como positivos como negativos son aun altos./PERIODO 1976-1980: APUNTA LA CRISIS INDUSTRIAL/ El paro comienza a dejarse notar en todas las zonas industriales, lo que sirve de contención para los movimientos migratorios./PERIODO 1981-1985: LA CRISIS CONTIENE LA EMIGRACIÓN INTERIOR Elevados y múltiples saldos migratorios negativos./PERIODO 1989-1990: BONANZA ECONÓMICA Y FLUJO DE MIGRACIONES Una vez superada la crisis económica algunas regiones emigrantes desde antaño vuelven por sus fueros y presentan otra vez en este periodo balances negativos. Se trata de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León./PERIODO 1991-1995: NUEVA CRISIS Y SU CONSECUENTE INCIDENCIA EN LA MIGRACIÓN  Finaliza la recuperación económica del periodo anterior y el país se encuentra con un nuevo ciclo recesivo que incrementa el paro. Vuelven a aparecen saldos positivos./PERIODO 1996-2000: RECUPERACIÓN ECONÓMICA Y MOVILIDAD MIGRATORIA De nuevo entra el país en una fase de expansión económica, lo que azuza la movilidad traducida en el aumento del número de regiones con saldos negativos. /MIGRACIONES INTERREGIONALES E INTRARREGIONALES
 Durante las etapas del mayor éxodo rural entre 1960 y 1975 predominan los movimientos interregionales o de largo alcance 60% sobre los intrarregionales 40%. Con el paso del tiempo esta tendencia va cambiando de signo, en 1981 las migraciones dentro de la propia regíón representa el 48.77%, el 63.83% diez años más tarde y el 66.08% en 2001./Este cambio hacia el predominio de los movimientos de corta distancia afecta, por un lado, a las zonas donde las llegadas desde el exterior son escasas, adquiriendo consecuentemente mayor importancia los desplazamientos propios y, por otro, aquellas otras en cuyo interior existen acusados desequilibrios que incitan a las migraciones intermunicipales, como es el caso de Zaragoza frente a su entorno Aragónés./O

TRAS CarácterÍSTICAS DE LAS MIGRACIONES ACTUALES


Ahora los mayores flujos parten de las grandes urbes y capitales de provincia para establecerse en ciudades medias por debajo de los 100.000 habitantes ofreciendo saldos positivos incluso los municipios menores de 10.000 habitantes./ El vaciamiento interior de las grandes ciudades como Madrid y Barcelona a favor de su periferia produce el envejecimiento de las mismas porque su abandono está protagonizado mayoritariamente por jóvenes adultos en edad de procrear. Son los conocidos desplazamientos residenciales que buscan un alojamiento acorde con sus ingresos o con sus convicciones medioambientales./También, por jubilados que vuelven atraídos por la nostalgia y los recuerdos./Por último, existen otros tipos de emigración que no se reflejan en los padrones municipales, se trata de los movimientos diarios registrados entre el centro y la periferia de las grandes ciudades.


LA INMIGRACIÓN A ESPAÑA/


EVOLUCIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA/En unas pocas décadas, España ha pasado de ser un país emisor de emigrantes a ser un receptor de flujo migratorio. A partir de 1976, con la crisis del petróleo, la emigración de españoles al extranjero empezó a dejar de ser significativa y se produjo el retorno de muchos emigrantes españoles que se mantiene hoy en día, se cree que ha sido forzado por el descenso del atractivo laboral de los países de acogida y otras relacionadas con asuntos de pensión de vejez./El restablecimiento de la democracia coincidíó con una fase de relativo equilibrio en los saldos migratorios netos, que se prolongó hasta mediados de la década de los 90. En la actualidad, se piensa también que las nuevas generaciones de españoles nacidos en el extranjero retornan debido a un sentido más favorable de la relación trabajo-valor que resulta más atractiva por el euro./España es el décimo país del planeta que más inmigrantes posee en números absolutos, por detrás de países como Estados Unidos, Rusia, Alemania… según el Censo del 2009, el 12% de los residentes en España era de nacionalidad extranjera. /CA
USAS DE LA INMIGRACIÓN A ESPAÑA/La inmigración en España presenta un carácter multifactorial. Principales causas se encuentran:/-El factor más importante de atracción migratoria es el desarrollo económico que ha demostrado España desde 1993. Basada en un crecimiento de la construcción y el turismo. En el 2005, el país había creado unos 900.000 trabajos, de los que cerca de un 40% eran extranjeros -La identidad cultural y lingüística con Iberoamérica, de donde proceden el 36.2% de los extranjeros que había en España en el 2006, es un factor importante en la elección del destino para el inmigrante.
-La suavidad del clima y la atracción por el modo de vida. -La cercanía geográfica al continente africano/ORIGEN DE LOS INMIGRANTES
La inmigración en España es muy variada y está dominada por el procedente de áreas culturalmente cercanas. En España, la mayoría de los inmigrantes provienen de Iberoamérica, les siguen los procedentes de la UE y del norte de África, Extremo Oriente (Asía y Oceanía)./DISTRIBUCIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA 2005
 La población extranjera se suele concentrar en las zonas de mayor dinamismo económicos del país, y por tanto con mayor necesidad de mano de obra. Así, las zonas de España con mayor proporción de inmigrantes son Madrid y su área de influencia, el arco mediterráneo y las islas. /En el caso de los inmigrantes comunitarios, muchos buscan el poder disfrutar de un clima más suave que el de sus países de origen, por lo que suelen escoger las zonas de clima mediterráneo y sobretodo el sur./Hay que señalar que el 44.81% de todos los inmigrantes censados en España se reparten entre tan solo tres provincias (Madrid, Barcelona y Alicante)/CARACT SOCIO-ECONÓMICAS
  La gran variedad de la inmigración en España hace difícil realizar una caracterización común./-SEXO:El 53.4% de los extranjeros censados en 2005 eran varones, frente a un 46.6% mujeres. Sin embargo, se encuentran diferencias importantes dependiendo del origen de los inmigrantes: -Hay Mayo % de mujeres que de hombres entre los inmigrantes procedentes de Sudamérica y de Centroamérica. -La proporción entre mujeres y hombres del continente europeo es ligeramente favorables a los varones. -Los hombres son claramente mayoritarios en la inmigración de origen africano -Los colectivos más aplastantes varón/mujer son los de Malí (hombres), Pakistán (hombres), Brasil (mujer) y Rusia (mujer)./EDAD La Edad Media de la población residente en España según el censo de 2004 era de 40 para los españoles y 32 para los extranjeros residentes. La mayoría de la población inmigrante viene a España buscando un puesto de trabajo, de ahí que el 51% de los extranjeros residentes en España tengan entre 20 y 39 años que el 30% tenga 25 y 24 años. -Dentro de los inmigrantes comunitarios, hay una proporción importante de jubilados por lo que la distribución por edad de este colectivo es muy parecida a la española, aunque con un índice un poco inferir de menores de 15 años. -Las nacionalidades donde hay mayor porcentaje de mayores de 65 años son la suiza, la Noruega y la sueca. OCUPACIÓN LABORAL: –Entre los inmigrantes de la Uníón Europea, suele predominar la ocupación en el sector financiero, comercial o el desempeño de profesiones liberales -Los procedentes de Iberoamérica obtienen sus principales empleos en la hostelería y el servicio doméstico. -La población del Este de Europa es la que más se emplea en la construcción. -Los marroquíes trabajan en una proporción mucho mayor en el sector primario que los españoles.

CONSECUENCIAS DEMOGRÁFICAS Y ECONÓMICAS DE LA INMIGRACIÓN

CONSECUENCIAS ECONÓMICAS: La importante llegada de población inmigrante en edad de trabajar ha repercutido favorablemente en el total de afiliaciones a la Seguridad Social, hasta el punto que cerca de un 45% de las altas registradas entre el 2001 y 2005 correspondieron a trabajadores foráneos. Puesto a que casi la mitad del trabajo creado en estos años se ha nutrido de trabajadores extranjeros, contribución al crecimiento del PIB. / Además, el aumento de la población laboral ha comportado un incremento de la recaudación asociada a la imposición del trabajo. Sin embargo, el bajo % de su población dependiente hace que aporten de manera neta a la caja del Estado más que la población nacional./Por otra parte, dado que el empleo extranjero se ha concentrado principalmente en sectores donde la oferta de mano de obra nacional resulta escasa, la inmigración ha contribuido a suavizar la rigidez de esta oferta, limitando la aparición de tensiones inflacionistas y haciendo que pequeñas empresas españolas continúen su actividad./-CONSECUENCIAS SOCIO-CULTURALES:La llegada de inmigrantes en los últimos años ha generado una mayor diversidad cultural, religiosa y lingüística. Aunque la evaluación a largo plazo d la inmigración en España es complicada debido a su carácter reciente, la llegada mayoritaria de inmigrantes procedentes de ámbitos culturales o lingüísticos cercanos, unido a que la inmigración es de origen variado, puede dejar entrever una integración menos problemática que la surgida en otros países de la UE./Con otro, un estudio procedente del Ministerio de Trabajo en Inmigración señala que en los últimos años ha aumentado la tendencia general al rechazo de la población extranjera, es decir, al aumento de la xenofobia.

  1. LA CIUDAD ACTUAL

Durante la nueva etapa, el crecimiento urbano se retrae y se desarrolla entre las clases medias un gran inquietud por las condiciones medioambientales de la ciudad.

Varias causas intervienen en la desaceleración del crecimiento de las grandes ciudades como son la caída de la natalidad, el descenso de los movimientos migratorios y la crisis industrial. La consecuencia es el cierre de los pequeños talleres. Los que se mantienen se adentran en un proceso de reconversión y de concentración industrial para ubicarse en los polígonos organizados de la periferia.

En esta fase de crisis generalizada se benefician las ciudades medianas y pequeñas frente a las grandes metrópolis porque se impone un modelo de desarrollo distinto, el de la industrialización difusa. Los movimientos migratorios existentes cambian de rumbo para dirigirse hacia los nuevos asentamientos industriales.

  1. Elementos de la estructura interna de la ciudad actual

La gente ya no se resigna ante las desmanes procedentes contra la calidad de las viviendas, la insuficiencia de espacios públicos y las agresiones al medio ambiente. Los planes de urbanismo salen a información pública y se van ajustando a las exigencias de unas asociaciones de vecinos. La mejora del transporte un el alumbrado público en los barrios y la creación de centros de salud y de educación son logros patentes en estas reivindicaciones.

En la década de los ochenta, esta inquietud por la calidad se va traduciendo en la repoblación arbolada de avenidas, reconquista de espacios ajardinados y parques.

En la ciudad podemos distinguir varios elementos, áreas o paisajes urbanos diferentes entre sí tanto por la función que desempeñan como por la forma de sus edificios o la clase social de sus moradores.

  1. El núcleo central

Posee un patrimonio monumental de antigüedad milenaria y unas funciones terciarias de origen reciente. Hacia el núcleo central convergen todos los transportes, goza de una gran accesibilidad. Pero el núcleo no es un área homogénea sino que aparece dividida en dos partes contrastadas: el centro histórico y el centro de negocios (CBD). En la mayoría de las ciudades el casi antiguo es un punto de encuentro para la cultura, el comercio minorista y el ocio. El CBD se caracteriza por la densidad comercial y de otros servicios. A pie de calle se instalan los comercios especializados y sucursales bancarias, quedando las plantas superiores para oficinas y despachos profesionales.

Desde el punto de vista residencial, ambas zonas mantienen una población envejecida, aunque de extradición social diferente. En el centro histórico encontramos una población humilde, que permanecen mientras el cuerpo y el edificio a guante debido a que no pueden mejorar la situación. En el centro de negocios, el elevado precio del suelo ahuyenta a las nuevas generaciones mientras atrae a una clase acomodada. Su éxito como centro de comercio y de ocio le está originando al CBD graves problemas de circulación y aparcamiento.

El núcleo central es una zona dual donde se yuxtaponen dos grupos sociales, dos economías y dos ritmos de la vida urbana. Los negocios y comercios poseen un menor atractivo al igual que las viviendas, ocupadas por la población que vive de los numerosos servicios que fluyen del CBD. 

  1. Las razones residenciales

Acaparan la mayor parte del espacio urbano de la forma cada vez más exclusiva. Con el transcurso del tiempo el paisaje residencial urbano se homogeniza al librarse de otros usos del suelo, pero mantiene unas profundas diferencias internas que no son más que un reflejo de los contractes sociales existentes. En ciudades pequeñas y medianas cada una de las zonas suele ocupar un espacio continuo sobre el tejido urbano, no así en las grandes urbes donde un mismo nivel residencial suele fragmentarse en nódulos separados, que responden a diferentes etapas de su crecimiento.

El nivel económico es el que delimita los contornos residenciales, puesto que los costes de la vivienda cran barreras invisibles tanto para quienes no alcanzan como para los que superan ampliamente los precios establecidos.

En el centro de las ciudades la función residencial ha ido perdiendo espacios en beneficio de las actividades terciarias, por lo que aquella ha crecido hacia la periferia. No lo ha hecho de forma continua sino formando núcleos. Con el paso del tiempo se constata que la ciudad es un organismo en continua evolución, lo que no siempre entraña crecimiento, por lo que las áreas residenciales aumentan, disminuyen o cambian de composición social. 

  1. Las áreas comerciales

El comercio está en los orígenes de la ciudad, donde elige los lugares mejor comunicados y de mayor tránsito peatonal para su instalación. La importancia adquirida por el núcleo central hace de éste un foco de máximo interés para el comercio especializado.

La omnipresencia comercial no comprende toda la posible variedad de productos sino que ésta se reduce a unos cuantos de primera y cotidiana necesidad, con algunos alimentos, presa diaria, tabaco, farmacia y poco más. Esto es así en las áreas residenciales del extrarradio cuya función dormitorio las ha convertido en zonas de baja densidad urbana durante la mayor parte del día, y de ahí su nulo atractivo comercial. 

  1. Los espacios industriales

La presencia de la industria en el interior urbano ha sido masiva hasta bien rebasada la mitad del Siglo XX en forma de pequeños establecimientos y aun de grandes instalaciones.

A partir de la crisis de los años setenta la industria tradicional ha ido adquiriendo nuevos establecimientos distribuidos por toda la ciudad. El carácter urbano de la industria se explica por factores como los siguientes:

  • Abundancia de mano de obra poco cualificada y barata.
  • Cercanía de un extenso mercado de consumidores.
  • Disponibilidad de una red de transportes, siempre de mejor calidad y más densa que la rural que favorece los intercambios con el exterior.
  • Presencia de otras muchas industrias, que obtienen cuantiosas ventajas al conformar lo que se como una economía de aglomeración. 
  • Ubicación de los centros de poder tanto político como financiero, cuyas decisiones inciden en la reorganización del espacio industrial.

A estas razones genéricas y de carácter objetivo hay que añadir otras muchas más imprecisas y coyunturales como el precio del suelo, la demanda residencial, la oferta de espacios industriales baratos en la periferia, etc. 

Actualmente no existen en el interior urbano industrias contaminantes propias del desarrollismo como la producción y primera transformación de los metales, la fabricación de materiales para la construcción…

  1. Núcleos de la periferia urbana

Los cambios vividos por la ciudad en etapas anteriores se ciñen  su estructura interna. Durante el último cuarto de siglo, están siendo numerosas las transformaciones de la periferia en forma de polígonos residenciales, viviendas unifamiliares…

  1. Los polígonos residenciales

Los polígonos residenciales de promoción privada forman un conjunto de bloques aislados, de más de cuatro alturas y entre los que no existen calles sino accesos para automóviles. Tienen abundantes espacios ajardinados y disponen de una dotación minia de servicios como bares, comercios… El aislamiento y la uniformidad externa que presentan estos bloques son un trasunto, por un lado, de la falta de relaciones personales entre vecinos y por otro, de la pertenencia común a una clase media acomodada.

  1. Las viviendas unifamiliares

Son una variante más moderna de alojamiento, situada entre los polígonos residenciales y las ciudades dormitorio. Su origen se inspira en la ciudad jardín. Destacan los funcionarios, profesionales y obreros cualificados que buscan una calidad de vida a través de una mayor privacidad en la vivienda. Se trata de barios cuyo aspecto desde el exterior semeja una muralla escalonada, cerrados sobre sí mismo.  

  1. Las ciudades dormitorio

Han surgido alrededor de un núcleo pequeño y cercano a una gran ciudad. A pesar de su extensión y de los miles de habitantes, estas aglomeraciones adolecen de una verdadera función urbana puesto que se limitan a servir de dormitorio y descanso a una población activa. Crecen de comercios y servicios importantes, pero sobre todo de una oferta de empleo suficiente como para evitar ese trasvase diario.

En su origen, estos mega-dormitorios acogían a una mano de obra industrial y de bajo nivel adquisitivo, al que se evidencia en la forma y calidad de las construcciones. Pero eso ha ido cambiando hacia los trabajadores con alto nivel adquisitivo y económico. Eligen la periferia porque sienten un cierto rechazo hace el interior de la gran urbe.

  1. Las grandes superficies comerciales

Diferenciamos entre centros comerciales, grandes almacenes, hipermercados y supermercados, son puntos de venta al por menos que cubren una superficie. Se sitúan sobre lugares bien comunicados y sus instalaciones precisan regulación y permisos especiales de los municipios por los recelos que levantan entre los pequeños y medianos comerciantes.

  1. Los parques tecnológicos

Son concentraciones de empresas de alta tecnología o tecnología punta, que se aprovechan de unas atractivas ventajas fiscales y de otros muchos servicios como suelo barato, excelentes infraestructuras viarias, centros de investigación próximos, así como instalaciones deportivas y de ocio.

  1. Las instalaciones diversas

Engloban bloques de oficinas, restaurantes y áreas de turismo y ocio que marcan las salidas de las grandes urbes. Atienden las necesidades del sector terciario, y también las del denominado por algunos como sector Cuaternario que buscan satisfacer las demandas cada vez más crecientes de ocio, gastronomía, turismo e información.  La terciarización urbana es uno de los rasgos que definen la ciudad del presente, en los monumentos y peculiaridades que atesore y en los eventos que organice en torno al nuevo titán de la economía, el turismo, que de una forma u otra incide sobre todas las actividades socioeconómicas. 

Deja un comentario